domingo, 30 de octubre de 2016

¡¡¡Oh Halloween!!!

0
¡¡¡Oh Halloween!!!

Por: Leonardo 



¡Oh, Halloween! Esa fecha del año donde el mundo se disfraza de personajes que asustan, dan risa o son entrañables. Desde los clásicos Drácula, el monstruo de Frankenstein, la momia, el hombre lobo, fantasmas y brujas, pasando por personajes clásicos del cine de terror como Jason, Freddy Krueger, Chucky, Michael Myers y otros personajes famosos de películas, series de televisión, etc. que han dado gala a las fiestas y concursos en estas fechas. Salimos de nuestras pieles para vivir la muerte.

También se han propiciado distintos tipos de opiniones que le dan otros tintes de fama a la fecha, como su supuesta relación con la adoración a los sobrenatural e infernal y el “dulce o truco“ que ha causado problemas de vándalos en Estados Unidos y otros países que son fervientes seguidores de celebrar la fecha de encanto otoñal.

Sin embargo ¿de dónde viene realmente esta fecha y por qué es que se relaciona con la muerte, lo oscuro y lo tenebroso? ¿En realidad tiene que ver o simplemente hemos banalizado el contexto de la celebración a través de generaciones de filtros de cultura popular? Ya en pocos días llega el 31 de octubre para hacernos revolotear por doquier con el ambiente de fiesta y disfraces pero, tal vez, antes de seguir con la tradición y las costumbres, debamos saber un poco más al respecto del origen de tan emblemática fecha.

Hace siglos, los pueblos celtas celebraban una noche para la cosecha haciendo hogueras justo el 31 de octubre. Esta celebración era llamada Samhain. Hacían esto pues así pretendían hacer que las cosechas del año por venir fueran abundantes, en especial durante el invierno, pues perdiendo éstas, las personas morirían de hambre. Pero, tenía otro significado, marcaban con esta fecha el inicio de la temporada oscura. La luz se volvía a la oscuridad y con esto comenzaron a creer que las almas de los muertos y otros seres de otros mundos, podían vagar por sus tierras así como los humanos podían pasar a otros mundos.

Pero los celtas fueron conquistados por los romanos, quienes al ocupar las islas británicas y parte de Europa occidental, agregaron varias celebraciones a su calendario. Después de la caida de roma, los cristianos fueron grandes seguidores del Samhain, transformando las costumbres paganas a partir de la perpetuación de ciertas celebraciones romanas. Sin embargo, la iglesia trató de cristianizar la fiesta y adoptó en el siglo VI la fecha de Lemuria el 13 de mayo, una celebración pagana donde se les brindaba honor a los muertos más sagrados de la religión cristiana. Ya que fue una estrategia exitosa hacia con los feligreses, las autoridades de la iglesia adoptaron el 31 de octubre como fecha a celebrar cargando a ésta con la importancia y simbología que tenía antes el 13 de mayo.

Ya que el primero de noviembre es el día de todos los santos, la gente comenzaba a llamar al Samhain “All hallows evening“ (Víspera al día de todos los santos) el término se fue acortando por tradición oral hasta convertirse en “Halloween“ (años más tarde añadieron una fecha más, el 2 de noviembre, conocido como “día de los difuntos“). Así es como la misma iglesia comenzó a impulsar toda la tradición del Halloween, de rito pagano celta a una fiesta cristiana (oficial). Incluso, la misma iglesia dio pie a la tradición del truco o trato.

Ahora bien, las tradiciones de auge más comercial se gestaron después de un evento trágico en la historia de Estados Unidos, la Guerra Civil, donde murieron medio millón de personas, aproximadamente. Después de su finalización en 1865, había una gran cantidad de personas desaparecidas. No volvieron a casa o murieron en lugares donde no se les pudo encontrar. Durante esa época, una fuerte migración europea se suscitó y escoceses e irlandeses habían comenzado a esparcir muchas de sus tradiciones y fiestas, entre ellas el “All hallows evening“. Ya que había una enorme cantidad de muertos por honrar, las celebraciones europeas quedaban bien para satisfacer la necesidad melancólica de familias y amigos de los difunto en la guerra, muy a pesar de que años antes muchos colonos intentaron evitar el enraizamiento de éstas.


A partir de esto es que muchas características clásicas de lo que conocemos ahora como parte del Halloween, el Boogeyman (coco), las calabazas talladas usadas como linternas (Jack-O-Lantern) y la popularización del vandalismo que acarreaba el truco o trato. Tenemos muchas formas de celebrarlo en fiestas, maratones de cine, lecturas y hacernos de una gran cantidad de dulces, además de disfrazarnos. Ahora ya es una fecha laica, con su propia identidad, con su propio misticismo y nuevas tradiciones y costumbres.


Disfruten de la noche. Diviértanse. Adopten otra identidad. Y sean o no verdaderas las historias de los muertos volviendo a la vida y los portales a otros mundos siniestros y terribles, mantengamos la fecha oscura y misteriosa. Cuídense de la noche, de esos seres de la oscuridad, vuélvanse uno y háganse uno con el Halloween.¡Oh, Halloween! Esa fecha del año donde el mundo se disfraza de personajes que asustan, dan risa o son entrañables. Desde los clásicos Drácula, el monstruo de Frankenstein, la momia, el hombre lobo, fantasmas y brujas, pasando por personajes clásicos del cine de terror como Jason, Freddy Kruger, Chucky, Michael Myers y otros personajes famosos de películas, series de televisión, etc. que han dado gala a las fiestas y concursos en estas fechas. Salimos de nuestras pieles para vivir la muerte.


También se han propiciado distintos tipos de opiniones que le dan otros tintes de fama a la fecha, como su supuesta relación con la adoración a los sobrenatural e infernal y el “dulce o truco“ que ha causado problemas de vándalos en Estados Unidos y otros países que son fervientes seguidores de celebrar la fecha de encanto otoñal.

Sin embargo ¿de dónde viene realmente esta fecha y por qué es que se relaciona con la muerte, lo oscuro y lo tenebroso? ¿En realidad tiene que ver o simplemente hemos banalizado el contexto de la celebración a través de generaciones de filtros de cultura popular? Ya en pocos días llega el 31 de octubre para hacernos revolotear por doquier con el ambiente de fiesta y disfraces pero, tal vez, antes de seguir con la tradición y las costumbres, debamos saber un poco más al respecto del origen de tan emblemática fecha.

Hace siglos, los pueblos celtas celebraban una noche para la cosecha haciendo hogueras justo el 31 de octubre. Esta celebración era llamada Samhain. Hacían esto pues así pretendían hacer que las cosechas del año por venir fueran abundantes, en especial durante el invierno, pues perdiendo éstas, las personas morirían de hambre. Pero, tenía otro significado, marcaban con esta fecha el inicio de la temporada oscura. La luz se volvía a la oscuridad y con esto comenzaron a creer que las almas de los muertos y otros seres de otros mundos, podían vagar por sus tierras así como los humanos podían pasar a otros mundos.

Pero los celtas fueron conquistados por los romanos, quienes al ocupar las islas británicas y parte de Europa occidental, agregaron varias celebraciones a su calendario. Después de la caida de roma, los cristianos fueron grandes seguidores del Samhain, transformando las costumbres paganas a partir de la perpetuación de ciertas celebraciones romanas. Sin embargo, la iglesia trató de cristianizar la fiesta y adoptó en el siglo VI la fecha de Lemuria el 13 de mayo, una celebración pagana donde se les brindaba honor a los muertos más sagrados de la religión cristiana. Ya que fue una estrategia exitosa hacia con los feligreses, las autoridades de la iglesia adoptaron el 31 de octubre como fecha a celebrar cargando a ésta con la importancia y simbología que tenía antes el 13 de mayo.

Ya que el primero de noviembre es el día de todos los santos, la gente comenzaba a llamar al Samhain “All hallows evening“ (Víspera al día de todos los santos) el término se fue acortando por tradición oral hasta convertirse en “Halloween“ (años más tarde añadieron una fecha más, el 2 de noviembre, conocido como “día de los difuntos“). Así es como la misma iglesia comenzó a impulsar toda la tradición del Halloween, de rito pagano celta a una fiesta cristiana (oficial). Incluso, la misma iglesia dio pie a la tradición del truco o trato.

Ahora bien, las tradiciones de auge más comercial se gestaron después de un evento trágico en la historia de Estados Unidos, la Guerra Civil, donde murieron medio millón de personas, aproximadamente. Después de su finalización en 1865, había una gran cantidad de personas desaparecidas. No volvieron a casa o murieron en lugares donde no se les pudo encontrar. Durante esa época, una fuerte migración europea se suscitó y escoceses e irlandeses habían comenzado a esparcir muchas de sus tradiciones y fiestas, entre ellas el “All hallows evening“. Ya que había una enorme cantidad de muertos por honrar, las celebraciones europeas quedaban bien para satisfacer la necesidad melancólica de familias y amigos de los difunto en la guerra, muy a pesar de que años antes muchos colonos intentaron evitar el enraizamiento de éstas.

A partir de esto es que muchas características clásicas de lo que conocemos ahora como parte del Halloween, el Boogeyman (coco), las calabazas talladas usadas como linternas (Jack-O-Lantern) y la popularización del vandalismo que acarreaba el truco o trato. Tenemos muchas formas de celebrarlo en fiestas, maratones de cine, lecturas y hacernos de una gran cantidad de dulces, además de disfrazarnos. Ahora ya es una fecha laica, con su propia identidad, con su propio misticismo y nuevas tradiciones y costumbres.

Disfruten de la noche. Diviértanse. Adopten otra identidad. Y sean o no verdaderas las historias de los muertos volviendo a la vida y los portales a otros mundos siniestros y terribles, mantengamos la fecha oscura y misteriosa. Cuídense de la noche, de esos seres de la oscuridad, vuélvanse uno y háganse uno con el Halloween. 
Author Image

About Kaninche.com
Soratemplates is a blogger resources site is a provider of high quality blogger template with premium looking layout and robust design

No hay comentarios:

Publicar un comentario