Header Ads

Reporte – 2016 Los mejores de año.

Reporte – 2016

Los mejores de año.

 



Siendo de los más nuevos elementos de la revista creo que un momento significativo en esta breve trayectoria es el concierto por el cual estoy aquí: IAMX. Adoro a esa banda desde el 2009 y desde mas o menos ese año (creo que en MySpace) se empezó a correr el rumor de que IAMX venía a México y Latinoamérica. Cuando por fin fue confirmado, siete años después, yo necesitaba estar ahí para deleitarme con la música de una de mis bandas favoritas.

Y es entonces que veo a Chris Corner siendo él. Llenándome toda la sensibilidad. Colmándome de geniales sensaciones que me parecen únicas en esta banda. Que sólo ellos han podido generar en mi.

Por la misma devoción, el reportaje salió natural. Como respirar. Como estornudar. Entonces me vi en la oportunidad de poder seguir con este tipo de actividades. Asistir a eventos geniales de música y culturales. Pronto ponía a prueba mi poca atención a los anuncios en redes sociales y de más medios para conocer eventos de esta índole.


A veces al contarles lo que hago en la revista a las personas, ven lo divertido del asunto. Ir, echar desmadre, divertirse y escribir del asunto. Pero yo empiezo mi trabajo desde antes de llegar al recinto al que debo asistir. Primero me blanqueo la mente y los oídos. Trato de dejar a un lado lo que podría evitar cierta objetividad en mi juicio. Después de eso viene todo lo contrario. Dejarme llevar y contagiarme con todo lo asombroso del momento y del lugar. Busco modos de conseguir más información, más exclusivas. Y trato de quedarme hasta que todo acaba, de ser posible, porque el público me da una gran fuente de información.

Las personas que van a los conciertos a los que asisto me dejan ver lo que para ellos es estar ahí. Los veo bailar, los veo abandonados a la animosidad y el brío que acontece. Escucho como gritan, escucho cómo respiran. Observo cómo dejan salir su gozo con un montón de movimientos que algo muy dentro de ellos les ordena hacer. Volviéndose todo un paisaje en movimiento a voluntad.

Sinceramente, no pensé que ir a ver a una de mis bandas preferidas me fuera a dar la oportunidad de pertenecer a un proyecto tan prometedor y que emerge con las ganas y sueños de más de una persona. Es genial poder ver cómo se fortalece a partir de los que trabajamos ahí y en cada evento al que asistimos.

He hecho cosas nuevas. Cómo olvidar aquella tarde en que tuve que entrevistar a Jotdog y Quiero Club. No sabía ni qué pedo. Traté de hacer una entrevista con lo que tuviese a la mano para realizarla de manera rápida y al grano. Una buena charla conviviendo con los músicos. No sé ni qué pasó, sólo sentí que la sangre se agolpaba en mi cara, sudaba muchísimos y sólo activé una especie de modo autómata dentro de mi cerebro para que todo fuera fluido. Como charla de chelas con los compas.
También he mejorado mi capacidad de relaciones públicas. He hablado con varias personas de varias bandas. Con gente emprendedora de dentro y fuera del país. He hecho que hablen conmigo y para la revista y ahora lo veo en retrospectiva. El último trimestre del año le he agregado un empeño especial a Kaninche y siento que es de lo mejor que me pasó en 2016.

Ha sido genial cubrir 212, Taco Bambú, Carlos Sadness, Rock x la Bilis y muchos otros conciertos y también verme en eventos como el Human Rights Tattoo, donde Sander van Bussel demostró su humildad y apertura hacia con los medios y platicamos de su proyecto antes de que empezaran a salir los primeros tatuajes realizados ese día.

Y así como abrí con el principio, con el final he de cerrar. Y es que yo me siento bastante contento con lo que he logrado dentro de Kaninche y espero que en el 2017 haya aún muchas más aventuras que me pongan en aprietos y me permitan compartir tiempo con las personas increíblea que también trabajan dentro de la revista. Seguir viviendo lo que me gusta. Conocer a más gente talentosa en el trayecto. Gente que dé de qué hablar para poder yo darles voz en las palabras que escribo con la fluidez musical que arriba a mi vida con cada día que trabajo en esto.

Antes que nada y después de todo, muchas gracias.


Leonardo “Lyon“ Ramírez.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.