jueves, 29 de junio de 2017

Soda eterno

0
El Genio Reencarnado

Dentro de una Zona de promesas, en un evento recibido en brazos del Teatro Diana, pudo disfrutarse de un show inigualable en donde los presentes se transportaban a la década de los 80´s con cada uno de los acordes interpretados en la guitarra de Caio Arancio que en lo personal podría asegurar que no era él, sino el mismísimo Gustavo Cerati reencarnado, tocando y deleitando con esos arpegios adelantados a la época y que han servido de tanta influencia musical por casi más de 3 décadas.
Puntualmente a las 9:00 PM todo pintaba excelente para una inolvidable velada, y de pronto las luces se consumieron, la emoción se respiraba en cada parte del aire del Teatro y una proyección de Cerati en años mozos ya hacia en la pantalla espectacular del fondo, invitando a Daniel Sais al escenario, cuando sin pensarlo los primeros sonidos en los instrumentos se hicieron presentes y Séptimo Día ya sonaba entre el público.
Sais citó la gran carrera del genio Gustavo y la noche comenzó a tomar forma con temas como Danza Rota, Zoom que prendió bastante al público con su rica melodía y morbosa letra y podríamos decir que esa sección culminó con la canción responsable de dar a conocer que a Gustavo le rompieron el corazón, entonces sonó Ella Usó mi cabeza como Revolver y posteriormente Trátame Suavemente.
Para dar paso a la carrera solista de Gus, se interpretó Crimen la cual contaminó de nostalgia el recinto para dar entrada al amor que en palabras de Cerati era un Puente y como si ya se hubiera vivido se dejó escuchar un Deja Vu.
Sucesivamente se destapaban los Signos y los seguía las palabras de Caio quien manifestó que Guadalajara es considerada como la segunda Ciudad de la Furia, al sonar esta el público en verdad se deshacía de la emoción al corear el emblemático Me veras caer para al escuchar sus sonidos culminados añadirle una porra a Soda.
La euforia ya vivida no lo era todo y se interpretaron todavía temas como Cuando pase el temblor, la bailable Sobredosis de TV, Te hacen falta Vitaminas, Nada Personal, Prófugos la cual hizo vibrar todas y cada una de las butacas, para terminar viendo a la banda salir del escenario.
A la llamada y petición del público los músicos subieron a crear el climax aquello que todos esperábamos y si… me refiero a el par de himnos de Gus, Charlie y Zeta.El teclado de Sais ya daba a conocer la melodía de Persiana  Americana y todas las voces imitaban el riff de guitarra, para culminar por completo con una de las mejores canciones de la década de los 80´s que fue De Música Ligera donde a brincos los sonidos se deshicieron, para ver a  el quinteto de músicos dar las gracias y despedirse ante los aplausos y gritos de un abarrotado e inolvidable concierto.

Por Lewis Javier




Author Image

About Kaninche.com
Soratemplates is a blogger resources site is a provider of high quality blogger template with premium looking layout and robust design

No hay comentarios:

Publicar un comentario