martes, 7 de enero de 2020

Cero inhibición y cero escrúpulos

Cero inhibición y cero escrúpulos

por: Nahula y Lucero Pinto


Lo que vivimos se puede resumir en cero inhibición y cero escrúpulos.


La pasada noche del 13 de diciembre disfrutamos de un evento lleno de valor y liberación. Nuestra llegada fue temprana a Palíndromo; como es costumbre en eventos organizados por nuestros amigos Chaba y Perci; sin duda unos hacks en este tipo de shows.



La tarde/noche comenzó tranquilo, poco a poco la gente llegaba, pedía una chela y caminaba entre los puestos del bazar que se colocó en la entrada de Palíndromo; adecuado diría yo, pues para llegar al escenario pasabas por esta zona y sin duda a más de uno hizo detenerse a observar y comprar.



Al igual que la exposición fotografía y gráfica que detenía tu mirada por un momento. También observamos dos pantallas transmitiendo visuales de artistas que se consagraron para la exposición.




Al cabo de unas horas las cortinas que dan paso al escenario fueron corridas y pudimos ver a Mirisaurio sobre el escenario lista para interpretar un par de canciones acompañada de su guitarra acústica.




Mirisaurio es una chica con una voz muy bella y apreciable, y acompañada de las notas apenas visibles de su guitarra hacían que las letras de sus canciones pegaran en lo más profundo de tú consciente. Letras cargadas de feminismo y liberación era lo que Mirisaurio dejaba tras el escenario al término de su show.



Tras el término de Mirisaurio dimos paso al ruido; un ruido muy bien ejecutado por parte de Grave. 



Grave se comprende de dos integrantes que tienen una ejecución llena de poder; una batería que parecía reventar tras los golpes de la baterista, acompañada de sonidos ejecutados por la guitarra que no dejo de sonar rápido y fuerte. Eso fue la presentación de Grave.



La noche del Dancing Queer 2 fue un completo sube y baja en el escenario, al término de Grave la noche se envolvió en oscuridad dentro de Palíndromo al escuchar las mezclas góticas de Cascadia Rising.



Sin duda el electro dark por parte de Cascadia Rising inundó de colores oscuro el escenario de Palíndromo y nuestra noche; morados, azules y negros.



Insolencia subió al escenario al término de Cascadia Rising. Por supuesto el ritmo rápido y punk de Insolencia dejaba entre ver lo que estaba por venir para nosotros. Insolencia es una banda tapatía que ha ido dejando durante este año una escena llena de velocidad y ruido; un ruido lleno de elegancia. Pero lo que si nos dejó sorprendido fue la presencia de Chona Hernández al término de Insolencia. 



Desde Colima el rap feminista de Chona nos visito por primera vez; continuábamos con sube y baja en los ritmos. Una de las canciones que más llamo nuestra atención fue “Aquelarre”, una canción para todas esas mujeres que han pasado por la vida de Chona y con la que dio final a su show.



Mientras todo se iba preparando para el final de la noche notamos la presencia de Alice Bag conviviendo con la gente entre las mesas de Palíndromo.




Alice Bag subió al escenario de Palíndromo; sin duda no todos lo esperábamos pero si sabíamos a lo que veníamos. Desde el primer minuto del show de Alice Bag la energía que impartían era increíble con tintes llamativas; el cabello color verde de Alice Bag al igual que el de su vestido era indiscutiblemente llamativa bajo la luz del escenario, la oscuridad con tintes verdes.



Sin duda recordar canciones clásicas de The Bags fue increíble pero escuchar “Violent Girl” amenizó esta noche llena de liberación; una liberación femenina que se dejaba ver cubierto por mujeres en las filas delanteras al escenario. Una noche donde detrás del micrófono escuchamos: “y la culpa no era mía; ni donde estaba, ni como bestia...” por parte de Alice Bag que provocó en todas las chicas presentes corear al ritmo de Alice.



Canciones como: “Programmed”, “Little Hypocrite” o “No Means No” hicieron bailar y corear a más de uno al ritmo de las notas ejercidas por la banda.



Energía, fuerza y liberación fue lo que se vivió la noches del 13 de diciembre; un viernes lleno de suerte para todos los que ahí estuvimos.















No hay comentarios:

Publicar un comentario