viernes, 3 de enero de 2020

Un PUB donde celebrar

Un PUB donde celebrar

por: Lucero Pinto y Nahual
El pasado 21 de diciembre el Batallón de San Patricio celebro 2 años de existencia y, lo celebraron a lo grande en el bar Guanabanas de la ciudad de Guadalajara; una noche que se volvió irlandés.

La noche se tornaba muy fresca conforme pero nada iba a detener el festejo del Batallón de San Patricio y sobre todo la colaboración dentro del Cooperativa San Patricio. El clima tampoco fue impedimento para el festejo, pues ni la lluvia impidió que la gente poco a poco se diera cita en la terraza del bar. Poco a poco los instrumentos iban apareciendo entre las mesas y en el escenario, los músicos afinaban y saludaban al Batallon de San Patricio; mas de una vez escuchamos felicitaciones por parte de todos ellos.

La banda en dar comienzo a los festejos fue Cran Ull, una banda que al comienzo nos hizo pensar en aquellos PUB irlandeses donde la música se escuchaba de fondo y se mezclaba con las voces de las personas ahí presentes; por un momento pensamos que los tarros y las sillas no tardarían en salir volando, pero nunca fue así. Algo único y sorpresivo por parte de Cran Ull fue el baile tradicional irlandés sobre una tabla y zapatos de tap, sin duda una nueva experiencia llena de color verde.

Las sorpresas no paraban y mientras Cran Ull dejaba el escenario y MexicaIrish se preparaba, podíamos ver la gaita de ellos tocando a la par con el gaitero de Drunken Shamrock; faldas escosesas en color verde y los instrumentos acústicos se comenzaban a juntar en el escenario, pues MexicaIrish comenzaba su show. Y como era de esperar entre sorpresas la voz del flautista y gaitero se deja razonar en todo el bar, como un verdadero trobador nos saludaba, felicitaba al Batallón de San Patricio y sin duda nos animaba a seguir bebiendo cerveza de nuestras botellas o tarros; que ya se dejaban ver.



Entre el murmullo y los bailes impartidos por parte de MexicaIrish para el final de su show, Ricky; vocalista del Batallón de San Patricio, tomo el micrófono y anuncio que parte importante del Cooperativo San Patricio es ser incluyente con los géneros musicales y en esta segunda edición del Irish and Punk Nightout; como llamaron al festejo de la noche, no iba a ser la excepción, pues nos anunciaba que una banda de punk rock se iba a presentar. TWöLF era la banda que iba a acompañar esta edición.



El comienzo de TWöLF fue fuerte y rápido, pues dejábamos por un momento los instrumentos acústicos y, la guitarra eléctrica junto al bajo y los fuertes golpes de la batería dejaban emanar del sonidos punk rock que ya muchos en Kaninche conocemos. Sin previo aviso seguimos con las sorpresas, pues Chaba; guitarrista, incorporo un accesorio inalámbrico en su guitarra que le permitía dar brincos y por supuesto, aventarse al publico y dar paso al mosh que mucho tuvimos la oportunidad de vivir en carne propia. Felicitaciones y agradecimientos se dejaron escuchar entre canciones por parte de TWöLF, y una canción nueva que nos anunciaba su próximo material; que nos va a tener en espera.

Pero no todo fue punk rock, pues al termino de TWöLF la Cooperativa Pascual se daba paso con un ruido muy irish punk y mas al ser acompañados por un violin en varias de sus canciones. Sin duda lo que había ocurrido con TWöLF fue un detonador para que el publico se motivara a hacer un pequeño mosh durante el show de la Cooperativa Pascual. Con una voz rápida pero clara de Jesus; vocalista y guitarrista, no dejaba de felicitar a los festejados y de anunciarnos de donde provine su nombre; una cooperativa de una marca de jugos muy famosa en Mexico. Pero la sorpresa se dejo ver por parte de la Cooperativa Pascual cuando al final de su show tocaron una canción de Dropkick Murphys que a mas de uno puso a brincar y cantar.

La noche ya era fresca pero dentro del bar Guanabanas eso no se dejaba sentir y muchos menos cuando se llego la hora de escuchar a las dos bandas principales de este gran show. Como primer numero tendríamos a Drunken Shamrock, una banda proveniente de Azcapotzalco en la Ciudad de México y por su puesto para el termino de la noche, el Batallón de San Patricio.



Drunken Shamrock, tomo posiciones y el show comenzó de inmediato. La música irish punk se dejo sentir desde el primer momento, y la voz; rasposa y fuerte de Luffy; vocalista, nos hacía recordar bandas clásicas del irish punk. Por supuesto la felicitación por parte de toda la banda para el Batallón de San Patricio nos hacía sentir una gran hermandad entre ellos, una verdadera familia verde compartiendo mesa y bebiendo. Canciones como I.R.A. Tarros Dorados o incluso una canción dedicada a Azcapotzalco nos hicieron brincar y bailar junto a ellos. La gaita de Luffy reventó el sonido en todo el bar y nos sorprendió la gran destreza que tenía al tocarlo y mantener el aliento para seguir cantando.



La noche insistía con el frío pero ninguno de los ahí presentes dejamos que eso nos detuviera.

El Batallón de San Patricio agradecía a todos los asistentes, las bandas, los colaboradores que apoyaron al evento, a los que dedicaron un poco de tiempo para el fanzine que regalaron y todo mientras tomaban posiciones y así dar comienzo a su show. Sin duda la celebración estuvo en su punto más alto cuando el Batallón de San Patricio comenzó su show, la canción de Asesino por Naturaleza, hizo cantar a más de uno y juntarse en el micrófono junto a Ricky y entonarla. Escuchar por parte de todos los presente: “y por nuestras cabezas ofrecen un millón” de la canción Familia nos hacía sentir esa vibra y la felicidad de esos dos años del Batallón de San Patricio. Por supuesto la sorpresa no podía faltar, el dancista y también arreglista de Crann Úll hizo su aparición junto al Batallón de San Patricio, con una magnífica improvisación y las palmas de todos los que nos dimos lugar, volvimos a sentir en la mente la idea de aquellos PUB irlandeses, pero ahora sin el medio de ver volar algún tarro o alguna mesa.

La noche continuó y los asistentes no dejábamos de vibrar con la música; pero como todo inició tiene un fin, el show del Batallón de San Patricio dio un fin; un fin al Irish and Punk Nightout por parte del Cooperativo San Patricio, un fin y un nuevo camino por más años para los festejados.

Sin duda un aniversario lleno de alegría, tréboles, cerveza y muchas energía positiva por parte de las bandas y los presentes.

Kaninche agradece la invitación y sin duda se extiende un abrazo y la mejor de las suertes para el camino del Batallón de San Patricio, esperamos más festejos por parte de ellos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario